Cómo elegir el chaleco salvavidas adecuado

El objetivo de los chalecos salvavidas es mantenerle a flote en el agua. Están diseñados para que automáticamente le sitúen boca arriba, para que de ésta manera se consiga mantener su boca y su nariz fuera del agua. Esto resulta sumamente importante si, por cualquier motivo, se encontrara inconsciente en el momento de caer al agua.

Existe una amplia gama de chalecos salvavidas y cada uno de ellos está diseñado y orientado para adaptarse a los diferentes usos y actividades. Siendo del tipo que sea, debe elegir uno que cumpla con las normas nacionales y comunitarias.

Es importante hacer una diferenciación entre los chalecos salvavidas rígidos de espuma y los de inflado automático. El primero se utiliza más en barcos mercantiles y el segundo en embarcaciones de recreo. Hay que tener en cuenta que según la legislación española, los chalecos de tipo infalible, deben ser revisados anualmente por una Estación de Servicio Autorizada.
En Newtons(N) se mide el índice de flotabilidad de los chalecos salvavidas y podemos encontrar cuatro tipos: 50 N, 100 N, 150 N y 275 N.

Dicho índice es uno de los datos más importantes para poder incorporarlos como parte del equipo de seguridad de nuestra embarcación y poder pasar la ITB.

Si quieres saber más sobre los chalecos salvavidasponte en contacto con nosotros para que uno de nuestros expertos te asesore e informe de manera personalizada.